English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
¿Con quién?
 

Sexología/¿Con quién?


¿Con quién?

Es poco probable que una persona evolucione correctamente sin conocer la armonía sexual. ¡Y ni siquiera una familia armoniosa puede formarse sin esto!

Por lo tanto, generalmente, para convertirse en una pareja estable y armoniosa, ambos compañeros deben obtener alguna experiencia sexual previa, por supuesto, tomando todas las medidas necesarias contra las enfermedades de transmisión sexual y usando los métodos anticonceptivos (aquellos que previenen embarazos no deseados). La obtención de este tipo de experiencia en sí no debe ser considerada de ninguna manera como un «pecado» (pueden leer en detalle sobre lo que está permitido por Dios en las relaciones sexuales y lo que no en los libros [19,24]).

¡Que el sexo nunca se convierta en un mero entretenimiento! ¡Que no sea un medio para satisfacer la propia lujuria (pasión sexual egoísta)! El sexo es éticamente «legítimo» cuando se usa como una manera de expresar y dar nuestro amor y de encontrar la armonía mutua.

Con todo, tiene sentido dar nuestro amor en su manifestación sexual sólo a compañeros dignos.* Pero ¿cómo entender de antemano quién es digno de tal regalo?

Para esto sería bueno estudiar la filosofía de nuestra existencia en la Tierra, lo que permitirá comprender, entre otras cosas, el significado de nuestras vidas y las leyes de la Evolución de la Conciencia (Pueden leer acerca de esto en los libros [15-25] escritos en un lenguaje comprensible para todas las personas desarrolladas).

Aquellos que estudien dichos libros comprenderán que las personas se distinguen por sus edades evolutivas, lo que, a su vez, determina el potencial espiritual de cada persona. Entender qué posición ocupamos en la «escalera» de la ascensión espiritual y qué posiciones ocupan otras personas, nos permite determinar de una mejor manera a quién podemos ayudar y de quién podemos aprender.

Por supuesto, cuando digo «aprender», no me estoy refiriendo al sexo. Pues evolucionando, aprendemos casi todo principalmente el uno del otro. Y si no buscamos solamente unos entretenimientos pasajeros en nuestras relaciones sexuales, sino que tratamos de establecer contactos serios y duraderos, tenemos la posibilidad de estudiar profundamente la experiencia de la vida de otras personas, añadir algo de ésta a la nuestra experiencia y también enriquecer a los demás con la experiencia que tenemos.

Aparte de esto, es muy provechoso aprender a enamorarse de las personas y a unirse con ellas con el alma. ¡Esto nos puede ayudar en el futuro a unirnos con nuestro Amado Principal!

* * *

Una de mis conocidas —física con título universitario— me dijo una vez: «He tenido —en diferentes tiempos— diferentes amantes y estoy agradecida con todos ellos por lo que he aprendido de cada uno».

Me gustaron sus palabras.

Sin embargo, su próximo amante resultó ser un drogadicto experimentado que creía transitar su «camino espiritual» a través de las drogas. Y ella empezó a aprender de él. Nunca más la vi…

En la última situación, sin duda, no debemos imitarla.

Por otra parte, eso no le habría pasado si ella hubiera comprendido cuál era el significado de su vida y hubiera estudiado la metodología del autoperfeccionamiento espiritual.

* * *

Muchas personas sufren porque no logran llegar a ser sexualmente atractivas o deseadas o crear una familia. De aquí, depresión, alcoholismo, otras adicciones, suicidios…

Sin embargo, la solución para este problema es muy sencilla: hay que simplemente «abrir» el chakra anahata y empezar a desarrollarse como corazón espiritual. Gracias a esto, en un lapso muy corto, sucede la transformación radical de toda la apariencia de la persona, incluyendo su rostro. ¡Sus reacciones de conducta también cambian, puesto que ella o él ya no percibe el mundo como un ambiente hostil! Su campo bioenergético adquiere las propiedades gracias a las cuales los demás comienzan a disfrutar de la comunicación con tal persona y a buscar su compañía.

Y es posible mejorar aún más esta situación si uno empieza a enseñar esta verdad tan sencilla a los otros.

<<< >>>
 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto