English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Sobre la cultura de las relaciones sexuales
 

Sexología/Sobre la cultura de las relaciones sexuales


Sobre la cultura
de las relaciones sexuales

¿Qué es la cultura de las relaciones sexuales? ¿De qué puede tratarse?

Quiero destacar primeramente que el sexo vicioso es el sexo en todas las variantes en las cuales predomine el egocentrismo, es decir, el deseo de recibir para sí en detrimento del otro o de los otros.

¡Que, por el contrario, la preocupación por los intereses de la pareja prevalezca en las relaciones sexuales! ¡Siempre y cuando ambos compañeros se den a sí mismos el uno al otro, la plena armonía puede alcanzarse! ¡Y sólo tales relaciones sexuales son admiradas por Dios, el Testigo constante de todo lo que hacemos!

En cambio, la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones, no concuerda de ninguna manera con el principio del rechazo del egocentrismo y, por lo tanto, lleva a que los poseedores de dicho defecto acumulen karma negativo o, en otras palabras, a que empeoren sus destinos.

¡Que en las relaciones sexuales, en vez de la violencia, predomine la ternura sutil y la preocupación por no provocar a la pareja ningún daño o incluso una simple incomodidad!

Con respecto a esto, debemos destacar que la obligación de prevenir el embarazo indeseado corresponde no sólo a la mujer, sino también al varón. Por eso una de las reglas de la cultura sexual consiste en que el varón no tiene derecho a inseminar a la mujer sin su consentimiento claramente expresado.

La prevención de embarazos indeseados puede lograrse mediante diversos métodos anticonceptivos, uno de los cuales es la eyaculación fuera de los genitales de la mujer.

La observación de la higiene elemental, que se manifiesta en la limpieza de los genitales y de las manos, así como en la exclusión de cualquier posibilidad de contagiar a la pareja en el caso de tener siquiera indicios mínimos de alguna enfermedad, es otra regla esencial de la cultura de la vida sexual.

<<< >>>
 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto