English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
¿Existe la sexualidad «en el otro mundo»?
 

Sexología/¿Existe la sexualidad «en el otro mundo»?


¿Existe la sexualidad
«en el otro mundo»?

Sí, existe, pero es diferente.

Antes de profundizar en este tema, menciono, para aquellos que no lo saben, que cada persona después de desencarnarse, normalmente, mantiene la apariencia del cuerpo que tenía en su última encarnación. También mantiene el sexo del cuerpo tanto en la apariencia como en la autopercepción.

Sin embargo, el sexo en su variante «terrenal» no es posible para las personas no encarnadas, ya que ellas no tienen los genitales materiales cuya interacción puede resultar en un orgasmo.

¡Por otra parte, la sexualidad puede tener lugar en la esfera de las relaciones emocionales incorpóreas!

A propósito, es posible observar cómo las parejas que se amaban verdaderamente siguen viviendo unidas después de la desencarnación de ambos integrantes.

Tampoco debemos olvidar que los seres no encarnados se distribuyen por diferentes eones (lokas, dimensiones espaciales), entre los cuales hay eones infernales, paradisíacos y Divinos.

¿Es posible decir que existen manifestaciones de conducta sexual en el infierno? No he estudiado este tema, pero sé que allí reinan la maldad, el odio, la desesperación y el miedo. Sin lugar a dudas, las emociones sexualmente coloreadas, sutiles y tiernas no pueden existir allí. En cambio, existen los deseos sexuales groseros pero sin la posibilidad de satisfacerlos, y los intentos de aquellos seres infernales de «pegarse» a la lujuria de las personas encarnadas groseras lo demuestran.

En cuanto a las moradas paradisíacas y Divinas, en las cuales no hay otros estados, salvo el amor, allí el matiz sexual de las emociones llena la vida de sus habitantes de un éxtasis superior.

Los seres encarnados pueden, en muchos de los casos, unirse hasta cierto grado mediante sus genitales. ¡En cambio, los seres no encarnados se interpenetran y se unen totalmente siendo almas desnudas (de los cuerpos materiales y de otros vestidos)! Además, ellos pueden añadir a su amor un matiz sexual, entrando fácilmente en los estados extáticos, intensos y prolongados. Estos estados son especialmente vividos entre las Almas altamente desarrolladas en su evolución. El término inglés Supreme Bliss (Éxtasis Supremo) corresponde principalmente a estos estados Suyos. Esas Almas pueden llenar el espacio a Su alrededor con tal Éxtasis, permitiendo a los discípulos dignos de Dios sintonizarse con Ellas y entrar en el mismo estado con el fin de seguir transformándose, entre otros propósitos.

Como vemos, Dios no rechaza la sexualidad. ¿Por qué entonces algunas personas lo hacen? ¿Tiene sentido dar oídos a su opinión?

La solución es muy sencilla en este caso: la sexualidad debe ser tal como Dios quiere que sea en la personas.

Sobre este tema hemos conversado mucho en esta y en otras conferencias nuestras y libros.

<<< >>>
 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto